Lo que se viene en Paritaria 2018 - Segundo semestre: aumentos "a medida" y límites a las sumas fijas



Compartir


18-07-2018

Con mucha presión sindical, que derivó en el paro general del pasado 25 de junio, el ministro de Trabajo habilitó vías de negociación con la dirigencia gremial mediante las adecuaciones "express" y en otros casos, incluso, el adelanto de las revisiones previstas en los acuerdos salariales.

El directivo reconoció que las paritarias que cerraron con un incremento anual del 15% quedaron desactualizadas a partir de la devaluación y una inflación que, este año, podría superar el 30%.

Al inicio del 2018, se cerraron paritarias al 15%, donde se acordaron revisiones a sus paritarias para el segundo semestre.  Los gremios más grandes están intentando una mejora adicional al 5% que propuso el Gobierno como compensación por la escalada inflacionaria.

Bajo un esquema flexible. Se trata de una tanda de aumentos suplementarios que elevan la pauta salarial a entre el 20% y 25%, dependiendo del tamaño de la organización y su nivel de diálogo con el Ministerio de Trabajo.

En la Unión Industrial Argentina (UIA) ya admiten que los acuerdos deben reverse, aunque bajo un esquema de negociación por sector. Habrá sectores que podrán afrontar un aumento y otros que no.

Para encarrilar las negociaciones, el dispositivo habilitado por Triaca el mes pasado a través del decreto 508/18 autoriza un incremento no acumulativo en el sector privado para el trimestre posterior a su suscripción, con la posibilidad de dividirlo en dos tramos del 2,5%.

La medida había sido cuestionada por la CGT, en donde la tacharon de "insuficiente" y la consideran una modalidad de "paritaria por decreto", pero silenciosamente diversos gremios comenzaron a echar mano de la herramienta ofrecida por el Gobierno.

"El decreto habilita a los más chicos que se sienten en Ministerio con un piso del 20%, pero los más grandes tienen capacidad de negociar un poco más", explicaron fuentes de la cartera laboral. Cerca de Triaca esperan ahora que otros gremios se sumen a las readecuaciones, mientras no descartan que entidades como los obreros de la construcción (Uocra), cuya revisión está prevista para diciembre, superen el piso del 20%.

Dentro del grupo de los sindicatos de menor porte, el líder de los petroleros y empleados de hidrocarburos (Supeh), Antonio Cassia, firmó la semana pasada un 5% extra a partir de julio, luego de haber cerrado un 15% en la primera mitad del año, con una revisión prevista recién para enero de 2019 y la posibilidad de modificar en marzo su convenio colectivo. 

El bancario Sergio Palazzo acordó la semana pasada con el Banco Central un incremento extra del 5% retroactivo al 1 de julio sobre los salarios de diciembre, lo que según el sindicato totalizaría una variación anual del 20%; la cláusula de actualización se activará en caso de la inflación medida por el INDEC supere lo acordado. 

Gremio de Comercio, el más grande del país con 1,2 millones de afiliados, que la semana pasada acordó un aumento del 10% en tres tramos, alcanzando un incremento anual cercano al 25%. En esta ocasión, no se trató de una readecuación, sino de un adelanto de la cláusula de revisión prevista para enero.

PARITARIAS CON RESTRICCIONES

Como el uso de las sumas no remunerativas. Según la resolución publicada la semana pasada por la cartera laboral, esos montos ya no podrán ser incluidos en los acuerdos salariales, lo que supone un desafío para empresas y gremios, que durante el primer semestre recurrieron a esa variante. 

Ahora, las autoridades la eliminaron con el fin declarado de fortalecer la recaudación por vía de aportes y contribuciones de la ANSES.

Las proyecciones privadas de inflación, sin embargo, superan los cálculos de los sindicalistas. Un informe de Economía y Regiones difundido este lunes alertó que la variación anualizada de los precios podría oscilar entre un 37% y un 47%, superando no solo las estimaciones del Banco Central -del orden del 30% para diciembre- sino también las metas acordadas en el stand-by, por lo que "en consecuencia, el Gobierno deba hacer seguramente consultas con el FMI y modificar partes del acuerdo".

En la CGT, ya se preparan para la llegada de la directora del Fondo al país, Christine Lagarde, prevista para este viernes. En una teleconferencia con funcionarios del organismo, la central obrera había intentado acordar una salvaguarda para el empleo. La propuesta del sindicalismo incluía un consejo económico y social, pero no obtuvo mayores resultados.